Wednesday, November 08, 2006

Ah... ¿pero tú no cocinas?


Este post va dedicado a responder una de las preguntas más de moda cuando alguien habla conmigo, y que podéis leer en el título. Mis amigos y compañeros de trabajo, al ver que cada día voy a comprar la comida, suelen ser recursivos y recurrentes en su tema de conversación.

Ah... ¿pero tú no cocinas?


Mi respuesta, clara y contundente, puede ser una de las siguientes:

No, yo no cocino.

No, yo no cocino. NUNCA.

No, yo no cocino. Mi religión me lo impide.

No, yo no cocino. Antes me corto una pierna.

No, yo no cocino. Antes me corto las dos piernas.

No, yo no cocino. Antes me arranco los pezones con unas tenazas.


Es una pregunta válida y sin errores gramaticales, y cualquiera de las respuestas también lo es. Por tanto, no entiendo yo la mirada desconfiada e incrédula de la gente al oír que no cocino, dando un pasito hacia atrás como si un servidor fuese venenoso. Respecto a lo que piensa cada uno, lo más habitual es: "ya decía yo que este chico es muy raro", o bien "desde luego, debería darle vergüenza, a su edad y sin cocinar... es un inmaduro". Pues no, señoritas, no. No soy raro ni soy inmaduro; soy un JODIDO VAGO. Y a mucha honra.

El principal motivo por el que no cocino, a diferencia de lo que se pueda pensar, no es mi inhabilidad para ello, ni ninguna discapacidad mental severa. Cuando me lo propongo, incluso he llegado a hacer una tortilla de jamón (me niego a pelar patatas) o pasta con salsa de tomate (de pote, por supuesto). El problema reside en lo que viene después: Los platos están sucios y no tengo lavaplatos. ¿Lavar los platos? Eso si que no. Les tengo hincha, les tengo rabia...

Cuando le explico esto a alguien, la respuesta suele ser: "Anda, anda, pero si lavar un platito y una sartén es un momento! no digas tonterías...". Sin embargo, después de arduas investigaciones, he podido sintetizar los datos recibidos y comprobar que esta vertiente ideológica se da mayoritariamente en tres tipos de personas:
  1. Los que tienen lavaplatos
  2. Los que tienen mucho tiempo libre
  3. Los que tienen lavaplatos y mucho tiempo libre (los que más rabia dan)

A estas alturas, es seguro que el lector estará concienciado de la problemática que me acecha y entenderá mi situación. Es decir, ahora mismo estáis pensando "Jodido vago... es el tío más raro que he visto en mi vida, y tiene la edad mental de un niño de 7 años".

Sabiendo esto, voy a dar un ejemplo para ilustrar mi punto de vista. Cocinaremos un plato de pasta con salsa de pote y una tortilla de jamón (mis especialidades):
- Tiempo de preparación de la pasta: 15 minutos
- Tiempo de preparación de la tortilla: 5 minutos
- Hemos ensuciado una olla, un colador, una sartén, un plato grande, un bowl para batir los huevos, unas tijeras para cortar el jamón, un tenedor y un cuchillo. ¿Y ahora tengo que limpiar todo esto? ¡Y un huevo!

Alternativa: Plato de pasta ultracongelada Lean Gourmet con salsa y bocadillo de jamón y queso.
- Tiempo de preparación de la pasta en el microondas: 3 minutos.
- Tiempo de preparación del bocadillo: 1 minuto.
- Hemos ensuciado 1 tenedor. Supongo que pensaréis que también he ensuciado un cuchillo, ¿no? Lamentablemente, ese pensamiento es erróneo. Os recuerdo que estáis tratando con un ser tan miserable que compra exclusivamente pan en rodajas y queso en lonchas sólo para evitarse tener que fregar el cuchillo.

Es posible que, para la mayoría de vosotros, pasarse 20 minutos en la cocina antes de cenar para cocinar y 10 minutos después para fregar sea vuestro ideal de diversión, pero para mí no lo es. Cuando llego a mi casa (especialmente después del gimnasio), estoy cansado y tengo hambre. Si tengo que elegir, os podéis imaginar cuál es el menú. Y además, tiene menos calorías y está enriquecido con Omega-3. A chincharse.


1 comment:

Pableras said...

Lalo,

Puedes irte a WalMart y comprarte packs de 3.294.395 platos de plastico de esos para fiestas. De igualforma puedes comprarte tenedores y cuchillos de plastico o "tomarlos prestados" de alguna cafeteria (tecnica usada y mejorada este verano en USA).

No tienes excusa.