Sunday, February 11, 2007

Relevo generacional en el Lab


Hace un par de meses, dos de mis compañeros y mejores amigos decidieron irse a buscar fortuna a una remota ciudad llamada Barcelona, dejándonos huérfanos de su alegría, sonrisas y frases cariñosas en la gran metrópolis pittsburghesa. Aprovecho para enviar un saludo a Carlos y Oriol desde Pittsburgh, donde aún les echamos de menos y les recordamos en múltiples ocasiones. Especialmente, cuando vemos fotos de Oriol disfrazado de Bob Esponja, y de Carlos disfrazado de Oriol.


Oriol Esponja

Ah, y por si alguno de mis tres lectores aun no ha visto el vídeo de despedida de Carlos, podéis descargarlo haciendo click aquí. Es una recopilación de nuestras andanzas en Pittsburgh desde febrero hasta diciembre de 2006, y contiene temas tan especiales como "Champions League" o "Chicago Express". Sin duda, vale la pena.

Dejando aparte ya la autopropaganda, autobombo y autoplatillo, vamos al tema principal que nos ocupa: el relevo generacional en el laboratorio. Cuando llegué yo, hace unos dieciséis meses, estaba de único asalariado de mi jefe (llamémosle F(t) para mantener su anonimato). Después llegaron Carlos y Oriol, Joan y Jose Mari. Un laboratorio totalmente independiente (broma fácil: 4 catalanes y 1 vasco) con sólo 5 personas. Qué tiempos aquellos, incluso había monitores para todos!

Pasó el tiempo y les llegó la fecha de caducidad a Carlos y Oriol. Para compensar tamaña pérdida, mi jefe trajo a cinco personas más en septiembre. Y a otros cinco en enero. En el tiempo que llevo aquí, el volumen de personal se ha multiplicado por trece, y el espacio se ha multiplicado por dos. Sin embargo, hay una cosa que no ha cambiado: sigo siendo el único ASALARIADO de F(t). Según el comentario de uno de los ingenieros de sistemas del Robotics Institute, en nuestro laboratorio hay tres rangos: el negrero (F(t)), el capataz (yo) y los esclavos (el resto). Este mismo ingeniero también comentó que, viendo como iban las cosas, los próximos esclavos tendrían mesa y silla en el parking de enfrente, porque es más barato. En otra de sus frases épicas, dijo que F(t) es "como un virus que se expande sin control" (a raíz de que le invadiese su laboratorio sin pedir permiso).

De todos modos, me gustaría hacer un inciso acerca del ingeniero citado en el párrafo anterior. Hasta el momento, es la única persona que conozco capaz de tildar al MIT Media Lab como pandilla de incompetentes, al departamento de Computer Science de Stanford como banda de inútiles que programan con los pies y al resto de universidades como... no, mejor no repetir qué dijo sobre el resto de universidades para no herir la sensibilidad de los lectores. Después de esa reflexión, este querido compañero se exilió a Nueva Zelanda durante un año en retiro espiritual, a vivir entre rebaños de ovejas. Según se comenta, se le oyó decir "por lo menos, ellas [las ovejas] aceptan su estupidez". Sin duda, este hombre pasará a la historia por su incomparable sutileza y savoir-faire. De hecho, viendo el estilo de sus declaraciones acerca del mundo y sus lastimosas formas de vida, las palabras dirigidas hacia mi jefe son de clara adoración por su trabajo. Seguro que estuvo incluso secretamente enamorado de él en algún momento de su carrera.

Antes de acabar, quiero dejar claro que cualquier parecido con la realidad en este post es pura coincidencia. Todo es producto de la enferma mente del redactor, es decir, moi. Ni hay exceso de personal, ni existe la esclavitud: ahora se le llama BECA. En las imágenes siguientes vemos la bella realidad de nuestro laboratorio:

1) entrada al laboratorio de los últimos rezagados.
Entrada al laboratorio a las 10am.

2) excursión a la hora de la comida para ir hasta alguno de los restaurantes de la calle Craig.
Hora de la comida

Hasta la próxima entrega!


4 comments:

NACHO said...

Pues anda que como se le ocurra a I(M)regresar triunfalmente con un rebaño de 200 ovejas al grito de "son igual de eficientes y no hacen preguntas estúpidas" si que vais a estar anchitos!!:)

Silvia said...

LAAAAAAAAAAALOOOOOOOOOOOOOOO!!

qué tal! cuánto tiempo!!

no me conecto mucho, bueno... no me conecto nada últimamente porque me da mucho palo y porque tengo faena pendiente... y nunca se acaba!!

en menos de 4 semanas estaré rondando por Tokyo, ya te mandaré una postal! estoy histérica de los nervios!

cómo va todo por allí? parece que bien, aunque te hayan convertido el lugar de trabajo en una verdulería.

te seguiré informando, pero hay 50% de probabilidades de que el año que viene esté en Montreal... es una larga historia, ya te la contaré si todo sale bien!

abrazos y besos! cuídate!

Pchiwan

Xoanxo Vázquez said...

Grandioso el post. F(t)...que grande...

Y las fotos, aunque ironicas guardan un parecido considerable con la realidad...

Chelsa said...

Good for people to know.